Pilates Terapéutico

Tratamos a cada persona que se acerca a trabajar su cuerpo, desde el método pilates, de forma individualizada.

El primer contacto es siempre con el equipo médico y fisioterápico del centro que evaluará el punto de partida y hará las recomendaciones terapeúticas y de entrenamiento físico más recomendables según la entrevista y exploración física y pondrá en marcha el entrenamiento con la disciplina de pilates más adecuada a cada caso y siempre en coordinación y seguimiento con las clases que se vayan realizando.

El Método Pilates no es sólo ejercicio o un mero repertorio de movimientos peculiares, sino que trata de ser un sistema de acondicionamiento físico y mental que puede mejorar la fuerza, flexibilidad y coordinación así como reducir el estrés, mejorar la concentración y fomentar un incremento del bienestar.

Sus principios fundamentales son la respiración, concentración, centro, control, precisión y fluidez.

La respiración es vital y se considera el hilo conductor de la clase, estando siempre presente la consciencia del patrón respiratorio, los músculos que se van a trabajar, la alineación del cuerpo y la estabilización de la postura desde el centro, entendiéndose este como el Hara, lugar dónde reside el punto de equilibrio o fuente de energía del que surgen todos los movimientos de una forma controlada, precisa y a la vez fluida.